QUÉ ES EL PEAK OIL

Entiendo que lo que os voy a contar en las siguientes líneas puede sonar increíble,absurdo, disparatado, conspiranoico o ilógico, sin embargo, a día de hoy parece que no admite discusión. La civilización tal y como la conocemos está llegando a su fin y lo que vendrá depende de lo que se haga en los próximos años. ¡Señores y señoras!… el petróleo se está agotando rápida e inexorablemente y este hecho provocará una reacción en cadena que tendrá consecuencias, a día de hoy, impredecibles a nivel mundial. Trataré de explicarlo de forma simple

El Pico del Petróleo (Peak Oil)

Se conoce como Peak Oil al momento en el cual se alcanza la tasa máxima de extracción de petróleo global y tras el cuál la tasa de producción entra en un declive terminal, es decir, el punto en el que el caudal de producción comienza a disminuir. Esto no significa que el petróleo se vaya a acabar de la noche a la mañana, de hecho habrá petróleo durante muchos siglos. Lo que quiere decir es que se acabó o acabará el petróleo fácil de encontrar y barato de producir. Se puede discutir el momento y las consecuencias, pero el Peak Oil es indiscutible, se producirá antes o después. La razón por la que es difícil saber a ciencia cierta cual será ese momento clave es que depende de dos factores muy variables:

  1. La economía. Si la demanda de petróleo a nivel de mundial aumento el consumo será mayor y, por tanto, el Peak Oil llegará antes.
  2. La tecnología. Si se crean nuevas tecnologías capaces de producir energía que puedan sustituir al petroleo el consumo de esto descenderá y el Peak Oil tardará más en producirse. La tecnología también puede afectar en otros aspectos como la mejora de los sistemas de extracción de petróleo, la mejora en la detección de nuevos yacimientos, etc.

A pesar de esto hay datos que no admiten discusión. Por ejemplo, el Peak Oil en Estados Unidos se produjo en 1970-71, a partir de ese momento la producción de petróleo fue decayendo año a año. En la actualidad, todos los países salvo tres (Kuwait, Arabia Saudita e Irak) llegaron a su Pico.

En cuanto al Pico a nivel mundial hay distintas opiniones al respecto. La Agencia Internacional de la Energía organismo autónomo de la OCDE, estableció que la producción de petróleo crudo llegó a su pico máximo en 2006. La Asociación para el Estudio del Pico del Petróleo y el Gas (ASPO en inglés), considera que el pico del petróleo se produjo en 2010. La UK Energy Research Centre (UKERC) concluye que, a pesar de la existencia de múltiples incertidumbres, es probable que el cenit de la producción de petróleo convencional tenga lugar antes de 2030 y que hay un riesgo significativo que ese momento se concrete en la década 2010-2020 (Informe de la UK Energy Research Centre).

Informe de la Agencia Internacional de la Energía.

Informe de la UK Energy Research Centre

Un detalle importante es que a la hora de hablar del Pico del petróleo ya se tienen en cuenta los futuros yacimientos que se vayan a encontrar, es decir, que aunque se contabilicen los yacimientos que, previsiblemente, se encontraran en el futuro no será posible producir más de lo que ya se ha producido. En 2005 la producción de petróleo se calculó en 85 millones de barriles diarios. Desde ese momento, la producción nunca aumento.

Como hemos dicho esto no significa que el petróleo deje de existir de la noche a la mañana. Quiere decir que cada vez habrá menos y, por tanto, su precio aumentará a límites no conocidos. ¿Te imaginas una situación en la que tendrías que pagar cantidades desorbitadas para llenar el depósito de tu coche?

 

Del Peak Oil a la crisis económica mundial

Actualmente la economía de cualquier país desarrollado basa su crecimiento en un elemento esencial, la energía. Y si hablamos de energía estamos hablando básicamente de petróleo. En España casi la mitad de la energía consumida proviene del petróleo.

consumo energia prmaria españa

Fuente: minetur.gob.es

Simplificándolo aun más: para que un país se desarrolle de forma eficiente, garantizando los servicios y el bienestar social, es necesario que el país crezca económicamente. Este crecimiento económico se produce cuando todos los sectores económicos (o la mayoría de ellos) funcionan a pleno rendimiento y esto implica necesariamente un mayor consumo energético que, en esencia, se traduce en un mayor consumo de petróleo. Vemos algunos casos:

  • Sector primario (agricultura, ganadería y pesca):  los tractores, barcos y demás medios necesarios para llevar a cabo las actividades de este sector a gran escala se mueven gracias, básicamente, a los combustibles derivados el petróleo
  • Sector secundario (industria): multitud de productos derivados del petróleo se usan en la Industria.
  • Sector del transporte: En la Unión Europea, la mayoría de las mercancías se transportan por carretera (78%). El ferrocarril representa el 15% en el reparto y el 7% restante se transporta por vía fluvial. En España, el dominio de la carretera llega al 96% de las mercancías y el 4%  por ferrocarril. Todo ello movido por los combustibles derivados del petróleo. Asimismo los asfaltos que se utilizan para hacer las carreteras derivan del petróleo.
  • Sector del comercio: basa su crecimiento en el sector del transporte que, como vimos, depende de las gasolinas. pero no solo eso, las bolsas y los plásticos de empaquetado también son derivados del petróleo.
  • Sector del turismo: los aviones utilizan el derivados del petróleo.

Podríamos seguir pero creo que esto ya es representativo. Con un petróleo excesivamente caro todos estos sectores se verán abocados a la catástrofe, o como mínimo, a una transformación absolutamente radical.

Pongamos un ejemplo simple:

Imaginemos un agricultor que produce patatas y se las vende a un gran supermercado a 1 euro el kilo. Este supermercado nos lo vende a nosotros a 2€/kilo. Supongamos que el precio el petróleo aumenta de forma desproporcionada, incremento que se verá repercutido en los combustibles. El agricultor utiliza sus tractores y cosechadores para producir esas patatas y observa que cada vez tiene que pagar más para llenar el depósito de sus vehículos. Para no perder dinero lo que hace es aumentar el precio del kilo de patatas a, pongamos, 5 €/kilo.  El supermercado tiene que pagar esos 5€ kilo pero además tiene que pagar más por el transporte de esa mercancía y más aun por la bolsa de plástico (derivada del petróleo) para empaquetar el producto. De esta forma, para no tener pérdidas tiene que poner un precio de venta al público de 9€/kilo. La mayoría de población no podrá pagar esos 9€/kilo de patatas, por tanto, no se venderán. Como consecuencia el supermercado tendrá que cerrar y el agricultor dejar de producir patatas al por mayor.

Es un caso muy básico pero representa muy bien lo que un incremento de los precios del petróleo puede llegar a ocasionar en un sector económico. Esto llevado a gran escala y teniendo en cuenta que afectaría, como vimos, a casi todos los sectores productivos desembocaría, inexorablemente, en un crisis económica mundial sin precedentes.

No sería una crisis como la actual, iría mucho más allá, quizá hasta el punto de llevar a países al colapso o incluso a la extinción de la civilización tal y como la conocemos. El proceso sería el siguiente:

  • La producción de petróleo disminuye, sin embargo, la demanda permanece creciente. Esto se traduce en un progresivo aumento del precio de los combustibles y demás derivados del petróleo
  • circulo vicioso
  • Los precios de los productos finales aumentarían de forma masiva impidiendo que la mayor parte de la población pudiese acceder a ellos.
  • Esto abocaría a miles de empresas a la quiebra lo que se traduciría en un aumento del desempleo creando un círculo vicioso (más paro->menos población con dinero para consumir->más empresas cerradas)
  • El Estado ingresaría cada vez menos impuestos por la falta de consumo de forma que no podría hacer frente al pago de la deuda externa.
  • Si un Estado no paga la deuda dejará de ser fiable a nivel internacional y no le será posible acceder a financiación para pagar a los servicios públicos.
  • Se hace imposible la prestación de servicios públicos Sanidad, educación, seguridad, reparación de carreteras y otras infraestructuras, alumbrado, recogida de basuras, etc, etc. Llegados a este punto se entiende que el país se convierte en un Estado fallido (actualmente hay muchos estados fallidos como, por ejemplo Somalia, Congo, Sudán o Afganistán)
  • En una hipotética situación como ésta las consecuencias son inimaginables. La lucha por la superviviencia puede desembocar en guerras y enfrentamientos de todo tipo por los recursos, llegando incluso a la caída de la civilización. No creas que es una posibilidad remota. De hecho, se tiene constancia de que otras civilizaciones han colapsado a lo largo de nuestra Historia como el Imperio Romano, los Vikingos islandeses o los Rapa Nui de la Isla de Pascua.

Dmitry Orlov explica las fases del colpaso de un Estado de forma más detallada.

Una nota importante. Todo esto no tiene porque ocurrir en todos los países de igual forma, al mismo tiempo y en igual intensidad. Cada país tiene sus peculiaridades, sus fortalezas y debilidades, sus propias características económicas y sus propios gobernantes. Dependiendo de cómo afronte cada uno la nueva situación, el colapso se producirá de una u otra forma o quizá no llegue a producirse.

 

La tecnología nos salvará

Lo primero que se nos viene a la cabeza es que una nueva tecnología que esta por inventar  o por desarrollar solucionará el problema. Es difícil aventurar que cambios tecnológicos nos deparará el futuro pero más difícil es que se invente algo que sustituya al petróleo, al menos en el corto y medio plazo. El petróleo tiene una serie de características que lo hacen único. Veamos cuáles:

  • Su extracción era fácil y barata. Cada vez menos (ese es el problema).
  • Su transporte y almacenaje es fácil y barato.
  • Tiene una densidad energética enorme.
  • Es muy versátil ya que se puede utilizar para múltiples aplicaciones

Conseguir un recurso que sea capaz de reunir estas características es tremendamente complejo.

¿El motor eléctrico solucionaría el problema?

Los medios de transporte consumen la mayor parte del petróleo, así que la invención de un motor eléctrico eficaz, eficiente y barato podría repercutir enormemente en la bajada de la demanda de los combustibles fósiles. Sin embargo, esto no es tan fácil como parece. Existen varios problemas:

  1. Para que la demanda de petróleo cayese de forma rápida habría que plantearse la renovación total del parque móvil de todo el mundo y en un espacio relativamente breve de tiempo. La inversión necesaria sería bestial y la situación económica, a día de hoy, no lo permite.
  2. La electricidad suficiente para poder cargar una cantidad importante de vehículos con motor eléctrico al mismo tiempo sería enorme. ¿qué sistema usaríamos para generarla? A día de hoy no parece existir una alternativa viable. Podría analizar las posibles posibilidades pero eso haría esta entrada demasiado larga. (Quizá otro día)
  3. Lo mismo ocurriría con las infraestructuras de distribución de la electricidad. Actualmente la red eléctrica no está preparada para soportar los picos de demanda que se producirían en momentos puntuales. Por ejemplo durante las noches, con millones de vehículos cargándose al mismo tiempo. La inversión en infraestructuras necesaria garantizar el suministro  sería inasumible por parte de las Eléctricas.
  4. Las baterías eléctricas más eficientes son las de ion-litio (las mismas que los móviles) y no hay suficiente litio en la Tierra para construir baterías para vehículos eléctricos  de forma masiva.
  5. La última razón es la falta de mercado para los vehículos eléctricos. Mientras el petróleo sea barato, la gente comprará vehículos que usan motores de combustión porque son más eficientes y más baratos que los eléctricos. Cuando haya problemas con el suministro de petróleo y los combustibles suban a niveles muy elevados, los problemas de la sociedad serán demasiado graves como para que la gente se preocupe de comprar coches.

¿Por qué no se habla del Peak Oil?

El problema el Peak Oil es de tal magnitud que debería de estar en las portadas de los periódicos, en las agendas de los políticos y en los temas de las tertulias cada día. sin embargo, no es así.

Sólo en muy contadas ocasiones se habla de esto, y muy pocos políticos lo tiene en cuenta. Un ejemplo es Gaspar Llamazares que, en 2010, le hizo una pregunta parlamentaria a Zapatero sobre el Peak Oil. No obtuvo respuesta.

Las razones por las que considero que no se habla de estos son las siguientes:

  1. Los defensores del Peak Oil pronosticaron, en muchas ocasiones, la llegada del Pico del petróleo. Sin embargo, sus predicciones siempre fueron equivocadas. De hecho se estableció el Pico del petróleo en 2006, sin embargo, a día de hoy, 2015, todavía no se produjeron los efectos esperados en la economía. A estas alturas debería de haberse producido ya un incremento notable del precio del petróleo pero los datos no lo reflejan de hecho en los últimos meses se produjo un descenso brutal del precio del crudo. Esto les hace perder mucha credibilidad, aunque tenga su explicación (quizá la explique en otro post)
  2. Los medios de comunicación obedecen a intereses económicos muy vinculados a mantener el status actual. La industria petrolera es muy poderosa en el mundo y el problema del Peak Oil es un tema incómodo.
  3. Los políticos, por lo general, tiene unas miras que no exceden los cuatro años que puede durar una legislatura. Incluso a veces no se preocupan de lo que ocurra más allá de unos pocos meses. En este contexto… ¿cómo explica un político a sus votantes que se acerca una crisis energética tan brutal que no hay forma de sortearla, que no tiene solución?, ¿cómo explica un político a sus votantes que se acerca el final de una Era, que el barco se hunde? Para cualquier persona es difícil presentar a la multitud un problema que no tiene solución y, hoy por hoy, no hay una solución, lo único que se podría hacer sería paliar sus consecuencias en la medida de lo posible.

 

Voces discordantes

A pesar de que importantes organismos como la Agencia Internacional de la Energía o la UK Energy Research Centre o empresas como BP o incluso la OPEP ya hablan abiertamente sobre el Peak Oil y a pesar de que importantes científicos advierten sobre el problema, tanto a nivel nacional como internacional hay mucha gente, entre ellos científicos importantes que niegan la existencia del Pico del petróleo. Las teorías más importantes son las siguientes:

  • Las reversas de petróleo no se acabaron aún. Con nuevas tecnologías de extracción se podrá producir petróleo, a día de hoy, inalcanzable. El profesor James H. L. Lawler es uno de máximos defensores de esta teoría.
  • La teoría del origen abiogénico del petróleo. Esta teoría parte de la base de que el petróleo no tiene un origen fósil sino que se forman a partir del metano por si mismos en el Manto de la Tierra y por tanto no son finitos. Por decirlo de una forma simple, defienden que el petróleo es renovable.
  • Otros creen que la demanda del petróleo caerá a nivel mundial antes de que se produzca el Peak Oil y, en su lugar se utilizan otro tipo de energías. Como vimos, crear un sustituto para el petróleo no es tarea sencilla pero, quien sabe, quizá es posible. Lo que es seguro es que a día de hoy, no hay nada capaz de sustituirlo.

 

Conclusión

Si todo lo relativo al Pico del petróleo es verídico y se está produciendo ahora o en los próximos años, la importancia que tiene es de tal envergadura que, probablemente, no tenga precedentes en la Historia. Hay que tener en cuenta que de ser así todos los presupuestos generales de los estados que no tienen en cuenta el Peak Oil, (es decir, todos) no son más que papel mojado. Asimismo, todas las previsiones económicas de los economistas y organismos institucionales más importantes están profundamente equivocadas. Sería interesante saber si esto se hace por desconocimiento o por pura propaganda, en todo caso, recuerda a la Orquesta del Titanic, que seguía tocando mientras el barco se hundía.

La lógica del Peak Oil parece aplastante: el petróleo se convierte en un bien escaso, por tanto, su precio sube. Multitud empresas no pueden pagarlo así que se ven avocadas al cierre. Los precios de los productos básicos se disparan. El paro se eleva a límites insospechados y a partir de aquí desahucios, hambre,  frío… en definitiva, el caos.

No creo que todo esto se produzca en un corto espacio de tiempo, seguramente será un proceso lento, paulatino quizá apenas imperceptible, sin embargo, parece inexorable. Entiendo que es difícil de asimilar todo esto, para mí también lo fue pero creo que es un buen momento para plantearse el futuro que nos espera y quizá, solo quizá… aprender lo básico sobre el cultivo de la patata.

¿Tienes dudas? Es normal. Aquí más información: