El Sistema de Sanidad mixto: España

Los Sistemas de Sanidad de los distintos países están continuamente en entredicho, incluso el español, considerado por muchos como uno de los mejores del mundo. En este post analizaremos el modelo sanitario español para comprobar si efectivamente es un sistema de calidad y veremos sus ventajas e inconvenientes en comparación con otros modelos sanitarios. image

Antes de empezar a analizar el modelo español debemos decir que existen tres modelos sanitarios puros:

  1. El modelo liberal;  Es el modelo que actualmente funciona en EEUU. Hace algún tiempo le dedique un post en que se analizaban sus ventajas e inconvenientes.
  2. El modelo socialista; es el que se ha dado en países comunistas. Actualmente sólo Cuba y Corea del Norte emplean este modelo. Todos los gastos sanitarios del país se financian con los presupuestos generales del Estado. En este sistema no tienen cabida ni los seguros ni la Sanidad privada. Su ventaja principal es que el estado apuesta firmemente por la medicina preventiva y la educación sanitaria para, con ello, minimizar los gastos. Como principal inconveniente cabe citar que se emplean métodos básicos para curar dejando a un lado los métodos más sofisticados y que las enfermedades raras y las de difícil diagnóstico no están bien atendidas. Aún así Cuba tiene los mejores indicadores de salud de toda América y ocupa el puesto 39 en el ranking de mejores sistemas sanitarios del mundo de la OMS.
  3. El modelo mixto; es el utilizado en todos los países de Europa. En este modelo entra tanto el sector público como el privado teniendo mayor incidencia uno u otro según cada país.

El sistema sanitario español

El sistema español es uno de los mejores del mundo según la OMS. Ocupa el séptimo lugar en el ranking, sólo superado por  Francia, Italia, San Marino, Andorra, Malta y     Singapur. Otros estudios, sin embargo, sitúan la prestación sanitaria española en el puesto 18 de 31 países estudiados, fundamentalmente por culpa de las listas de espera.image

De todas formas es, a grandes rasgos,  un sistema simple y “barato” que presenta estas características:

  • Es totalmente público tanto en la gestión como en la titularidad de los centros y servicios.
  • Ofrece cobertura universal ya que afecta a casi todos los españoles y extranjeros residentes en España. Existen algunas exclusiones que se cifran en torno al 0,6% de la población española. La cobertura gratis individual se termina pasados 3 meses de dejar un empleo o de finalizar el subsidio de paro.
  • La financiación es fundamentalmente pública, (78%) a través de los impuestos y de las cotizaciones de empresas y trabajadores. (Fuente)
  • El gasto sanitario público supone el 8,5% del PIB (para Estados Unidos supone el 15,6%,  el 11% para Francia, y 8,4% para Reino Unido ) Datos del año 2007.El sistema sanitario español destaca por su relación calidad-precio.
  • Se admiten los seguros privados, es decir, en España cualquiera puede contratar los servicios sanitarios a compañías privadas a cambio de una prima.
  • A pesar de ser un sistema nacional, la aplicación corresponde a las Comunidades Autónomas por lo que podemos decir que, en España, hay 17 sistemas sanitarios diferentes, con ventajas e inconvenientes propios.

Aunque, en general, es un sistema eficiente, eso no quiere decir que no presente importantes problemas. El más importante es el relativo a las listas de espera.

Listas de espera, las causas de las largas listas de espera en la atención especializada y en las pruebas complementarias, y en algunas Comunidades, incluso en la atención primaria son las siguientes:

  1. Aumento  de personas cubiertas por el Sistema. La Ley General de Sanidad que establece la universalidad de la asistencia sanitaria se aprobó en 1986. Desde ese año hasta hoy, el colectivo de  personas cubiertas por el sistema se incrementó en unos 10 millones de personas.
  2. Envejecimiento de la población. No sólo ha aumentado el colectivo protegido sino que además se ha producido un progresivo envejecimiento de la población que, evidentemente, usa más los recursos sanitarios. De hecho, los enfermos crónicos suponen en España un 5% de la población, y gastan  la mitad de los recursos sanitarios (Fuente)
  3. La estructura sanitaria en este período no aumentó en igual proporción. La falta de inversión trae consigo una plantilla sanitaria insuficiente. Esto no ocurre en todas las comunidades. Veamos algunos ejemplos:
    • La media europea de médicos alcanza los 330 médicos por cada 100.000 habitantes. Galicia y Extremadura cuentan con 417 mientras que Aragón  tienen 593 y Navarra 560 por cada 100.000 habitantes. Según estos datos el problema no es la falta de médicos (Fuente)
    • La OMS considera que una buena asistencia requiere como mínimo 808 enfermeros por cada 100.000 habitantes. Navarra dispone de 900 enfermeros por cada 100.000 habitantes, sin embargo, Cantabria y Murcia, cuentan sólo 348 enfermeros por cada 100.000 habitantes. (Fuente)

Informe sobre recursos humanos sanitarios en España y en la Unión Europea (julio 2007) [PDF 350 kb]

Listas de espera en Galicia por fecha, hospital y servicio.

Soluciones a los problemas sanitarios.

La historia de la Sanidad Pública; Financiación.

Las soluciones pasan por dos puntos esenciales:

  1. Mayor inversión, más dinero: Como hemos dicho, España está por debajo de la media europea en el gasto sanitario .De hecho se sitúa, con 1.329 euros  de gasto por habitante, en el puesto número 13 , sólo por delante de Grecia y Portugal. Luxemburgo gasta  2.989 euros por habitante; Países Bajos, 2.284 euros , y Francia, 2.188 euros. Si queremos un sistema mejor tendremos que pagarlo. (Fuente)
  2. Mejor gestión de los recursos sanitarios, Hemos visto que el problema de las listas de espera no se debe a una escasez de médicos. De hecho, todas las comunidades autónomas disponen de más médicos que la media europea. Una mejor gestión de recursos pasaría por reducir los costes, controlar la productividad de los profesionales, controlar la prescripción de medicamentos, incidir en la prevención para evitar un aumento de la demanda, concienciar a los ciudadanos del extraordinario coste de los servicios sanitarios, etc. (Fuente)

En todo caso, tanto una como otra, dependen de la voluntad política. Tenemos que tener en cuenta que los servicios sanitarios son extraordinariamente caros. Veamos, a modo de referencia,  los precios de algunos de los servicios sanitarios que se proporcionan en Galicia:

image

    • Primera consulta en atención primaria: 63.55 €.
    • Por asistencia en urgencias: 331,83 €.
    • Radiología básica: 33,08 €.
    • Ambulancia: 104,74 € por lesionado.
    • Helicóptero medicalizado: 6.814,78 € por lesionado.
    • La tarifa por hospitalización en centros hospitalarios por día de estancia y cama ocupada será de 485.82 €.
    • Tratamiento quirúrgico de cataratas: 1.316,87 €
    • Artroscopia: 2.076,68 €
    • Biopsia hepática percutánea  1.502,35 €
    • Primera consulta de ginecología: 133,93 €.
    • Trasplante pulmonar: 107.034,33 €. (¡más de 17 millones de pesetas!)
    • Trasplante cardíaco: 99.380.34€.

Información extraída del Decreto392/2009,de 1 de octubre, por el que se establecen las tarifas de los servicios sanitarios prestados en los centros dependientes del Servicio Gallego de Salud y en las fundaciones públicas sanitarias.

¿Te imaginas vivir en un país en el que tuvieras que pagar de tu bolsillo cada consulta, cada prueba, cada intervención, cada servicio sanitario que recibieses? 50 millones de personas viven en ese país…  EEUU.

Seguridad Social VS Seguro privado

Muchos no se encuentran satisfechos con el Sistema Sanitario Público. En concreto, en España cerca de 9 millones de personas están cubiertas por un seguro médico privado. Pero… ¿reamente merece la pena?

Pues depende fundamentalmente de dos cuestiones; uno el grado de insatisfacción con el Sistema de Sanidad Público y dos la capacidad económica del sujeto ya que las primas de un seguro privado no son especialmente baratas.

Coste de la Seguridad Social

Los afortunados que todavía conservamos el empleo pagamos 47 por cada 1000 euros  de salario para sustentar el Sistema Sanitario (ya que la deducción a cuenta de la Seguridad Social por contingencias comunes es del 4,7%) Esta contribución da derecho a cobertura sanitaria pública al trabajador y a los familiares a su cargo que convivan con él. Todos los trabajadores lo pagan, sin excepciones.

Asimismo cada empresario paga unos 400 euros por cada 1000 € de salario a la Seguridad social por cada trabajador. (1)

(1) Estos son cálculos aproximados. El importe exacto depende de varios conceptos que si los analizáramos, alargarían demasiado el post. De todas formas puedes calcular el importe exacto teniendo en cuenta las instrucciones  de la página del Ministerio de Trabajo e Inmigración.

De las cuotas de empresarios y trabajadores depende la viabilidad del sistema, ya que entre ambas, suponen aproximadamente el 60% de la financiación.

Precios de los seguros sanitarios privados

Los precios de los seguros privados de salud son variables, dependen de la edad del asegurado, el lugar de residencia del asegurado (ya que las infraestructuras de cada compañía no son iguales en todo el territorio), el sexo, y la compañía aseguradora elegida. A modo de ejemplo veamos lo que cobran dos de las principales compañías de salud privadas por la cobertura completa a un hombre y una mujer de 30 años en Galicia:

Es importante señalar que ningún seguro privado ofrece la cobertura total, el Sida (un tratamiento completo puede alcanzar un precio de 100 millones de pesetas), la drogodependencia, el alcoholismo, la esterilidad, los daños causados por intento de  suicidio, la cirugía estética y los trasplantes son algunas de las exclusiones más generalizadas. No cubren tampoco el coste de los fármacos o medicamentos, excepto en ingresos. Además en muchas hay límite de días de hospitalización al año.

Consejos para elegir un seguro médico privado

Mas información sobre los seguros privados

 image

Conclusión

En su momento (mediados de los años 80) las autoridades españolas tuvieron que tomar una decisión: ofrecer un servicio sanitario excelente al 84,5% de la población española, excluyendo al resto, u ofrecer un servicio con ciertos problemas a la practica totalidad de la población. El Gobierno socialista de Felipe González optó por esta segunda opción. El problema de las listas de espera se acarrea desde entonces. A grandes rasgos, la solución a éste y otros problemas es sencilla… más dinero. El envejecimiento de la población acrecienta el problema ya que se incrementan  los gastos y bajan los ingresos a través de las cotizaciones. Sólo nos queda la impopular subida de impuestos, ¿estaríamos dispuestos a afrontar una subida de impuestos para disfrutar de un mejor servicio sanitario para todos? También cabe la posibilidad de utilizar los recursos de forma más eficiente e impulsar un cambio en el sistema sanitario que estaría basado en 4 medidas:

  1. moderar el sobreuso de los servicios sanitarios;
  2. introducir de forma sistemática las nuevas prestaciones sanitarias;
  3. generar transparencia en la actuación de centros sanitarios y profesionales;
  4. otorgarles mayor autonomía de gestión e incentivos

Fuente principal del artículo

Más información (Galicia):